El mundo y la cultura del rock  no es la excepción  y  el  pogo  se  ha  convertido  en  uno  de  los  elementos más  importantes  y emblemáticos de este género y la mayoría sus corrientes derivadas. Buscar  una  definición  exacta  para  el  pogo  es  complejo,  se  podría  decir  que  cada persona  tiene  una  manera  diferente  de  practicarlo,  pero  sobre  todo  de  sentirlo.

Para dar un concepto algo general se diría que el pogo es una mezcla entre saltos, choques, puños, patadas y golpes realizados en una especie de danza circular realizada al ritmo estridente de la música.

Hablar  de  un  punto  de  partida  o  de  inicio  para  esta  práctica es  difícil,  al  igual  que  la mano cornuda,  son elementos tan antiguos y de la cultura popular que es difícil decir quien  fue  el  primero  en  hacerlos  o  desde  que  momento  puntual  se  empezaron  a propagar en el público.

Sin  embargo  algunos  señalan  que  el  pogo  se  gestó de  mano  con  el  punk  y  se  fue extendiendo  paulatinamente  a  otros  géneros  del  rock.

Es  común  escuchar  que  quien fue su pionero o por lo menos una de las primeras personas  en realizarlo en público, fue Sid  Vicious,  el  mítico  bajista  de  la  banda  de  punk Sex  Pistols  quien  en  una presentación  comenzó  a  empujar  y  a  saltar  en  su  desespero  por  ver  a  la  banda  que tocaba.

Algunas de sus variantes son el Mosh y el Wall of death, en el primero se incluyen más los brazos estirados y se reduce en gran medida la fuerza, en el segundo se busca crear dos bloques de personas que en determinado momento, por lo regular tras la señal de la  banda,  corren    hacia  el  lado  opuesto  para  generar  un  gran  choque  entre  los  dos bandos y dar pie al inicio del gran pogo.

En Colombia es algo muy popular y año tras año en el Festival Rock Al Parque miles de jóvenes  se  desahogan  y  sacan  sus  energías  en  los  multitudinarios  pogos  que  se  han podido   presenciar   a   lo  largo   de   éstas   23   ediciones.

Algunos   de   los   pogos  más recordados  del  festival  son:  The  Casualties  en  el  2014,  Ikarus  Falling  y  Suicidal Tendencies en 2016,  este último denominado por el baterista Dave Lombardo como Dzel pogo más grande que ha visto en su carreradz.

Ya sea a ritmo de metal, punk, hardcore u otro ritmo, el pogo se ha convertido en algo infaltable, es la catarsis que encuentran los jóvenes para despojarse de la mala energía, de los problemas y preocupaciones,  desatar  su  éxtasis y su euforia para  sentir más la música, ya es algo innato y característico, es algo que ya no puede faltar.

 

 

Escrito por Jéssica Rodriguez, 02 de julio de 2017, Rockombia.

COMPARTIR

Dejar una respuesta