Los  seguidores  de  las  diferentes  corrientes  del  metal  se  congregaron  el  Sábado  1  de julio de 2017 para presenciar los espectáculos de diferentes bandas, algunas ya todas unas leyendas  en el género y otras que llegaban como nuevas propuestas para que el público  empezará  a  saber  de  ellas.

Había  bandas  para todos  los  gustos,  este  año  el cartel fue uno de los más diversos que se han visto. El  ingreso  para  el  público dio  inicio   alrededor de  las  11:00  a.m.  y las  presentaciones empezaron  sobre  el  medio  día  en  los  escenarios:  Plaza  y  Bio.

Se  destaca  el  buen comportamiento   de   los   asistentes,   no   se   registró   ningún   inconveniente   todo transcurrió en paz y con calma, lo que  demuestra que  año tras año la convivencia y el comportamiento mejora cada vez más.

Corsets,  gabanes,  mallas,  botas,  tenis,  jeans  rotos,  chaquetas  con  taches  y parches,  camisetas  de  bandas,  y  chaquetas  de  cuero,  son  los  infaltables  en  cada edición y este año no fueron la excepción. La buena aptitud y la alegría se podían percibir en el ambiente. Ya fuera por una banda  en  particular  o  por  todo  el  cartel,  que  vinieran  desde  Bogotá  o  cualquier parte de Colombia, los asistentes llegaron con la mejor actitud para disfrutar de la fiesta más importante del rock en nuestro país.

Un  excelente  balance  nos  deja  este  primer  día,  conforme  pasa  el  tiempo  más personas  llegan  y  se  suman  al  festival  que  este  año  llega  a  su  vigésima tercera edición  y dan cuenta de que cada  vez Rock  al Parque llega con más fuerza, con mejores bandas, con mejores alternativas y opciones para el entretenimiento y la sana convivencia.

Escrito por Jessica Rodríguez, 01 de julio de 2017

COMPARTIR

Dejar una respuesta